22 de septiembre de 2014

No consuman


Antes de empezar quiero dejar muy claro que ésto no es una crítica al Real Madrid como institución deportiva ni a sus aficionados. Ellos son igualmente víctimas potenciales en este asunto y me atrevería a decir que los principales damnificados. La institución por la pérdida de prestigio y el ridículo constante al que la han condenado. Y sus aficionados porque sufren en mayor grado que otros muchos la manipulación y el engaño masivo que les hace creer que después de una victoria son los mejores y cuando se tiene un tropiezo són objeto de robos arbitrales y violencia exacerbada por parte de otros equipos. Los poderes establecidos que rodean a esta prestigiosa institución deportiva, que a su vez guardan una estrecha y peligrosa relación con el fútbol, son los verdaderos culpables de esta situación y el auténtico cáncer maligno que amenaza la buena salud de este maravilloso deporte en nuestro país. Cuando hay un equipo que hace sombra al Real Madrid, da igual qué equipo sea, sacan los tanques a la calle, desabrochan los bozales de su jauría de tertulianos del chuletón ( me refiero a chuletón del Asador Donostiarra por poner un ejemplo, los que vivan en Madrid y sepan cómo funciona ésto saben sobradamente lo que allí se "cuece" ) y a partir de ahí todo vale.
Absolutamente todo con tal de tapar las verguenzas del todopoderoso y desestabilizar al equipo que está en alza. Desde el insulto y la descalificación pura y dura, hasta la justificación execrable de la violencia gratuita si proviene del equipo en cuestión. Todo vale con tal de conseguir ese preciado chuletón que sus amos les tiran para que sigan escupiendo sus falsas falacias y sus ignominiosas calumnias. Causa verguenza ajena ver cómo personas a las que se les supone cierta trayectoria  se prestan a hacer el

ridículo más espantoso y traicionen su propia ética profesional y sus valores con tal de conseguir su tan preciado chuletón. Y en su afán por complacer a sus amos algunos puede que no se den ni cuenta de lo peligroso que es el esperpento mediático del que son protagonistas y las terribles consecuencias que puede acarrear. Además de producir altas dosis de lo que yo considero violencia audiovisial, dan una imagen y un ejemplo muy dañino y nocivo para los más jóvenes. Después de escucharlos cualquier niño que juegue al fútbol se puede sentir legitimado para propinarle tres puñetazos al rival si éste le pone la mano en el cuello en un lance del juego. Es solo un ejemplo pero da a entender las consecuencias que puede producir este espectáculo mediático tan bochornoso y deplorable . ¿Debemos entonces permitir ciertas cosas y según que tipo de insultos?¿Debemos hacer caso omiso y mirar hacia otro lado cuando nos sentimos injustamente maltratados y vilipendiados? Evidentemente no. No sería aconsejable poner la otra mejilla y no
hacer nada en este caso concreto. Es algo intolerable y los clubes afectados, en este caso el Atlético de Madrid, harían bien en demandar a estos individuos pusilánimes cuando manchen el prestigio de su institución. Porque al mismo tiempo están atacando el sentimiento muchos aficionados y a mi modo de ver, están en la obligación de defender a su propia institución y a su masa social. Es una espiral muy peligrosa en la que está inmerso el fútbol en nuestro país y deberían cortarla de raíz antes de que haya que lamentar alguna desgracia por culpa del fanatismo mediático y la violencia audiovisual. Lo que quiere decir nuestro entrañable y carismático Cholo Simeone con esa frase, es que no tenemos que aguantar una tertúlia donde se habla una hora del estado de ánimo de Casillas, otra hora del nuevo peinado de Cristiano y sus anuncios de calzoncillos de marca y que por último se dediquen unos escasos minutos a escupir su bilis y su odio sobre el equipo que haga sombra al de sus amos. De vez en cuando intentan disfrazarlo dándonos un caramelito para que no resulte tan evidente su sibilina estrategia.  Pero no es más que una argucia para distraer la atención y para hacer que pensemos lo que a ellos más les interesa en ese momento determinado. Esta lacra que yo considero mis enemigos y los de mucha gente que ama este deporte no da puntada sin hilo. Y si no se tienen los ojos bien abiertos y la mente bien despierta es fácil caer en sus patrañas y hacer que consigan su objetivo. Así que hagan caso a las sabias palabras del jefe de la tribu rojiblanca y ténganlas siempre muy presentes
. El Cholo es humano y se puede equivocar en sus decisiones técnicas y tácticas en el banquillo pero en este tema sabe perfectamente lo que está diciendo y es muy consciente de todo lo que les estoy contando. Dediquen su tiempo a cualquier otra cosa o lean y aprendan cosas sobre fútbol si así lo desean, pero tengan mucho cuidado de no consumir ciertas cosas tan dañinas que sólo nos producirán malestar, división y crispación. Y si la situación se vuelve difícil porque el equipo tropieza o las cosas no salen bien y les asaltan las dudas, tengan más precaución si cabe. Miren en su interior... Su corazón les enseñará el camino.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post! No consuman!!!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario!